28.11.2019.  Belén Rubido, magistrada del juzgado de lo penal nº4 de Pontevedra, especializado en violencia sobre la mujer, participa este mes en las jornadas de formación en materia de igualdad y violencia de género de los procuradores y procuradoras de Vigo con su ponencia Especialidades en el proceso penal en delitos por violencia de género: instrucción, fase intermedia, juicio oral y ejecución. Recibir al procurador inmediatamente en el turno de oficio es fundamental. Estábamos muy acostumbrados a recibir al abogado, pero nos faltaba el   procurador”, apunta Rubido.

PREGUNTA: ¿Qué diferencias hay en un proceso penal en los casos de violencia de género frente a otro tipo de casos?

RESPUESTA: Las fases son las mismas, lo que cambia es la competencia del juzgado, para acercar la justicia a la víctima.  En fase de instrución se realiza mediante juzgados especializados y no depende del lugar donde se comenten los hechos, sino del domicilio de la víctima. En fase de juicio oral, excepto en Vigo y en Redondela, el juzgado de lo Penal número 4 de Pontevedra está especializado en violencia sobre la mujer,  quebrantamiento de penas y violencia doméstica.

P. Con más de 3.500 casos de violencia de género activos en toda Galicia, ¿podemos valorar estas cifras positivamente?

R. Es muy difícil calcular cuál es la verdadera cifra. En muchos casos no hay denuncia previa porque fue silenciado, por vergüenza, temor o falta de conciencia de que están sufriendo esta violencia. El aumento de denuncias no quiere decir que aumente la violencia, sino que las tareas de concienciación están funcionando.

P. ¿Por qué Galicia es la quinta Comunidad en número de casos de violencia de género?

R. No hay ningún componente de clase social o regional. La violencia de género es un delito transversal. En Galicia, existen núcleos familiares muy compactos y esto hace que la conflictividad se perpetúe. Un caso que sucede en una ciudad es posible que acabe con un traslado de domicilio. En los casos más rurales, en el domicilio hay muchos familiares que entran en conflicto. No es la causa, pero hace que el conflicto se prolongue en el tiempo.

P. ¿Qué impacto tiene la incorporación de los procuradores a los protocolos de violencia de género?

R. Los procuradores son muy  importantes en todo el proceso. La mayor parte de procedimientos de violencia de género comenzaban como juicios rápidos. Estábamos muy acostumbrados a recibir al abogado inmediatamente en el turno de oficio, pero nos faltaba el procurador, que es fundamental para las notificaciones, para tener localizada a la víctima… Fallaba la intermediación. Además, existía un problema técnico muy importante: cuando as víctimas se personaban como acusación particular, no estaban correctamente personadas, ya que la acusación particular exige del abogado e del procurador. No tenían  personación en forma y esto creaba muchas disfunciones en los juzgados. Es el paso adelante que necesitábamos desde los juzgados.

P. Los procuradores impulsan la figura del procurador ejecutivo. ¿Cómo valora la propuesta?

R. El procurador puede realizar muchas acciones ejecutivas y todo depende de cómo se arbitre. Si la ejecución se externaliza en la figura del procurador, pero se hace con las debidas garantías puede ser algo positivo. Todo lo que sea aportar y facilitar que autos y sentencias puedan cumplirse es favorable, siempre y cuando los derechos de las partes estén garantizados.

Consulta aquí la ponencia completa de la Sra.Rubido de la Torre

Contáctanos

¿Tienes alguna duda o pregunta? Escríbenos y nos pondremos en contacto lo antes posible



Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y términos del servicio de Google.

©2020 Ilustre Colegio Procuradores Vigo. Todos los derechos reservados. | Aviso legal | Política de Cookies | Privacidad

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?